Viajes con mi perro

La Montaña Mágica. Llanes .

 En Octubre del 2010 decidí aprovechar uno de los innumerables viajes que por razones familiares tengo que realizar a Asturias  para hacer algo de turismo por el Norte en compañía de Cooper, así es que en lugar de ir a Gijón-mi destino final-por la A6 decidí subir por la carretera de Burgos y entrar a Asturias por Santander para finalmente hacer noche en Llanes..

Creo que supe de la existencia de La Montaña Mágica a través de un libro del Plan B que hojeé en una librería…  la verdad es que no lo recuerdo bien, lo que si recuerdo es  que cuando llamé para cerciorarme de si el tamaño del perro podía suponer algún problema, la amabilidad del Sr. que me atendió-más tarde supe que el propietario del hotel era Carlos Bueno hijo de Gustavo Bueno el filósofo-me convenció de inmediato...


Otra cosa que recuerdo nítidamente es la emoción que me embargó cuando ascendiendo hacia el hotel  (tras una breve visita a Llanes con parada en la oficina de Información y Turismo para confirmar el camino exacto ) pude observar por la ventanilla  del coche los Picos de Europa con el Naranjo de Bulnes tal como aparece en la fotografía anterior..

En el hotel me recibió muy cordial Carlos quien con un mapa de la zona me explicó, ya en la recepción, los sitios de interés para conocer por la zona y antes de acompañarme a la habitación me enseñó el salón con una colección de la novela  más famosa de Thomas Mann, la Montaña Mágica, en diferentes idiomas..

 Como este no es un blog de turismo sino de información sobre las condiciones de un determinado hotel sobre la estancia con perros eludo hacer referencia a los datos turísticos que me facilitó o a mi pasión juvenil por dicha novela y os cuento que a los que vamos con perros nos dan las habitaciones de la planta baja para tener acceso directo al jardín. De hecho me comentó que hay gente que prefiere que su perro duerma fuera, supongo que atado, aunque él no pone el menor reparo en que duerma en la habitación como así hizo el mío..

 La habitación era amplia con Tv, acceso a internet y un baño enorme con jacuzzi. Para mí fue un alivio comprobar que sin moqueta ni alfombra pues Cooper como cualquier golden que se precie es una fábrica de pelos y de hecho la Sra. de la limpieza me comentó al día siguiente que estaba harta de como dejaban algunos huéspedes caninos la habitación de pelos..así es que hice serios esfuerzos en que no pudiese lamentar nuestro paso por el hotel..

 Aquí os pongo una foto de la entrada a la habitación que nos asignó con Cooper tumbado a la entrada..
 ...y este es  el jardín al que daba la habitación que como observaréis no está cercado (aviso para quien tenga perro pendenciero…)


 Tampoco me puso ningún inconveniente para que el perro se quedase solo en el dormitorio mientras yo cenaba...No obstante, yo opté por la segunda opción que me dió que fue dejarlo fuera atado y con las cortinas del comedor abiertas para que pudiese verme a través del cristal...A la mañana siguiente me encontré con que la camarera que me había atendido durante la cena había tenido la amabilidad de disponer la misma mesa que yo había elegido la noche anterior al lado de la ventana y ya había corrido la cortina para que Cooper me tuviese controlada. Por cierto, encontré la comida estupenda y abundante..
 En la fotografía se puede ver a la derecha del hórreo la entrada a la recepción y un poco más a la derecha aún la cristalera del restaurante desde cuyo exterior Cooper esperó plácidamente a que terminase de cenar  y al día siguiente  de desayunar…Fue precisamente tras el desayuno y a modo de despedida que me dí un paseo e hice las fotos de la manada de asturcones y el rebaño de ovejas  también propiedad de Carlos..

 Como curiosidad comentaros que en mi paseo matutino descubrí que tienen un pequeño taller para dar clases  de cerámica lo cual supongo que puede estar bien para quien viaje con niños y que cuando llegué a Gijón un amigo que conocía el hotel me dijo que si le llevas  a Carlos la novela de Thomas Man en un idioma en el que  no tenga aún en su colección te regala la estancia por una noche..supongo que es una información a tener en cuenta en tiempos de crisis..

Por último y a pesar de que comenté un poco  más arriba que este no es un blog de turismo pediros que me disculpéis por no poder vencer la tentación de insertar las fotos de la playas de  Toranda  y Torimbia (Niembro) que visité antes de salir para Gijón y cuya  belleza me sobrecogió…Por cierto, que me comentaron que en ambas playas se puede ir con el perro, yo no lo pude comprobar personalmente, aunque si paseé sin problemas por la de Celorio y Barro lo que me pareció natural por ser temporada baja.



















Tfnos.:
Fijo 985925176
Móvil 659135529
www.lamontanamagica.es (no piden suplemento por el perro)

2 comentarios

  1. Buenas noches,

    hemos tenido oportunidad de conocer de cerca La Montaña Mágica.

    Tenemos una golden de 6 meses, Cora se llama, y estamos decididos a viajar lo más posible con ella. Así que guiados por tu Blog, la primera salida que hicimos fue a Asturias, a La Montaña Mágica. Una maravilla!!!!

    El lugar precioso, la gente atentísima, y los alrededores.... Nos acercamos a Gijón (tu tierra), la Ruta del Cares, Llanes, Rivadesella, etc.

    Fue de gran ayuda tu publicación. Es una garantia ir a un lugar sabiendo que alguien ha estado antes y no ha tenido problema alguno.

    Ahora a pensar en el siguiente viaje.

    Enhorabuena por tu trabajo, y sigue con él!!!!!

    Mónica, Adolfo y Cora, desde Vitoria.

    ResponderEliminar
  2. Me alegra muchísimo que mi blog os haya ayudado a organizar vuestro viaje. Al fin y al cabo, el motivo por el que empecé a escribirlo es precisamente ese, el de ayudar a la gente a viajar en compañía de su perro en un país como el nuestro en el que no es precisamente fácil viajar en su compañía.

    Una región que está siendo para mí un descubrimiento es Cantabria. Los tres hoteles de los que facilito información son estupendos. Los Trastolillos, el más caro de los tres,está muy bien para hacer planes de playa y el de San Pelayo, una maravilla, y el de Posada la Lobera para hacer planes de montaña. Unos amigos de perro me han hablado de uno que creo que está muy bien en Cabezón de la Sal que se llama Antaviana, pero a mí sólo me gusta consignar en el blog los que conozco yo; de todos modos os dejo el link http://www.toprural.com/Apartamento-rural/Antaviana-Club-Cultura_23367_f.html.

    Veo que escribís desde Vitoria¡ cómo me gustó vuestra ciudad!!y que monada vuestra perra!!Ya veréis que si la acostumbráis desde pequeña a viajar con vosotros llega a comportarse de maravilla.

    En cuanto a mí tengo planeados al menos tres nuevos viajes, pero por ahora toca esperar. Vuelve a llover y me veo obligada a retrasar mi próxima escapada a Cuenca…estoy ansiosa por volver a salir a vagabundear por ahí en compañía de Cooper.

    Un saludo afectuoso desde Madrid.

    ResponderEliminar

Viajes con mi perro