Viajes con mi perro

En Gijón. Verano 2013.




Con una temperatura media de 25/26ºC y un alto grado de humedad que a menudo hizo que la sensación térmica fuese mucho más alta he pasado en Gijón el verano del 2013 en compañía de Cooper.

Fue ese tiempos soleado y anormalmente caluroso para esas latitudes, lo que me hizo cambiar de opinión respecto a mi intención inicial de aprovechar mi estancia en Asturias para realizar la Senda del Oso, una antigua vía férrea convertida en una vía verde. Incluso llamé por teléfono a un hotel que aceptan perros por la zona, el Hotel Sinriella, para preguntar las condiciones del hotel. Pues aunque la ruta se puede hacer en el mismo día desde Gijón sin necesidad de dormir allí, yo estaba ilusionada con la idea de pasar 24h. de desconexión total por la zona.

La senda discurre por los concejos de Proaza, Teverga, Quirós y San Adriano y se puede hacer en bici o a pie. El Hotel Sinriella está justamente en la localidad de Villamejín a unos minutos en coche de Proaza, pero como digo esperé inútilmente que llegasen los típicos días asturianos, grises y con baja temperatura más propicios para realizar senderismo, pero no llegaron o en los poquísimos que hubo de ese tipo me encontré con que por un motivo o por otro no pude ir.(Finalmente hice la excursión en el verano del 2016. Copio aquí el link de mi estancia, porque merece la pena visitar un sitio tan bonito: http://www.viajesconmiperro.com/2016/09/hotel-la-sinriella-villamejinsenda-del.html)

Durante mi estancia pude comprobar una vez más, tal como ya comenté alguna vez en este blog, que Gijón es un auténtico paraíso canino. No sólo por la cantidad de sitios agradables que hay para pasear con nuestro perro, sino además porque son muchísimos los establecimientos donde dejan pasar con mascota. Tantos, que sería tonto enumerarlos aquí pues es más fácil fijarse a la entrada de cada establecimiento si ponen un cartel indicando que se puede entrar con perro.(¡Hasta he descubierto una peluquería que permite la entrada con perros, en el Barrio de La Arena!).


Yo este año frecuenté sobre todo además del Bar el Baizán que ya cité en otra entrada, La Bocana, ambos en la calle Santa Lucia y en cuya terraza resulta muy agradable estar puesto que es una calle peatonal. A Cooper le encanta ir porque siempre le dan algo de comer.


También fui en alguna ocasión al Bar Varsovia.


Siempre me llamó la atención porque se encuentra en uno de los edificios más bonitos de Gijón, construido por el arquitecto Manuel del Busto sobre 1905, pero no fue casi hasta a el final de esta última estancia en Gijón que descubrí que se podía entrar con perro. Al parecer su especialidad son los gin tonics.


La bajada a la Playa de San Lorenzo con perro no está permitida como sucede en el invierno- me han dicho que ahora han ampliado las fechas y está permitido desde el 1 de Octubre hasta el 30 de Abril-así es que fui sola sin Cooper, a pegarme un baño siempre que mis obligaciones me lo permitieron. Pero a partir del 2016 también se podrá ir con perro durante todo el año a la Playa del Rinconín, a la que se tiene acceso por la escalera 24.


En cuanto a Cooper le llevé con frecuencia a bañarse a la rampa de la antigua rula, a final del muelle, y después a dar un paseo por El Cerro de Santa Catalina.


También fuimos alguna vez al Parque del Rinconín donde está el monumento a la Madre del Emigrante.

El Cerro de Santa Catalina es un espacio verde que se encuentra sobre el barrio de Cimadevilla y que tiene unas vistas espectaculares sobre el mar. Hay mucho espacio verde para el esparcimiento de nuestros perros y una zona delimitada para poder llevarlos suelto. Coronando El Cerro se encuentra una enorme escultura del escultor vasco Eduardo Chillida El Elogio del Horizonte, escultura que los gijoneses en un alarde de finura intelectual le han dado en llamar "El cageduru de King Kong", así es que no es de extrañar que a la de La Madre del Emigrante se le conozca por la LLoca del Rinconín, pues aunque algunos la consideran una escultura desgarradora otras simplemente la ven como una loca. Allí disfruté de algún atardecer memorable...


Un poco más allá de la estatua dedicada a la Madre del Emigrante, se encuentra la escalera número 24 que da acceso a una playa a la que se podrá bajar con perros durante todo el año a partir del 2016. 


Pero la mayoría de las veces doy mis paseos con Cooper por Deva. Ya hablé en otra entrada de este blog de una senda peatonal que une Gijón con el güeyu de Deva que mide unos 6 Km. y que está muy bien para hacer a pie o en bici. Yo suelo ir en coche para coger el tramo final de la senda que me parece un auténtico paraíso con sus robles centenarios y el río que discurre al lado de la misma y en el que a Cooper le encanta bañarse.

La ruta tiene su panel de inicio en la Avenida Justo del Castillo y Quintana (Santander 1841/Gijón 1912), dedicada al ilustre ingeniero, profesor y director de la Escuela de Artes y Oficios de Gijón, del Real Instituto de Jovellanos y de la Escuela de Comercio y que tanto hizo por el desarrollo de esta ciudad como, por ejemplo, levantar el primer Balneario de Gijón-El Balneario de las Carolinas- contribuyendo al desarrollo turístico de la ciudad. Fue también aficionado a la Arqueología lo que le llevó a descubrir la Cueva de Collubil en 1881 antes de que lo hiciera el Conde de la Vega del Sella. (http://historiamatematica.org/justo_del_castillo_quintana).

El Balneario de Las Carolinas, proyecto de Justo del Castillo y Quintana, que ofrecía diferentes servicios como los baños de ola (0,50 pesetas), los de algas y de carqueixa(1,75 pesetas) entre otros.
La ruta, finaliza en el denominado güeyu de Deva, donde está un lavadero y una fuente, además de una bajada al río. Fue ahí por cierto donde José Luis Garci rodó uno de los planos de "Volver a Empezar", una película que tiene muchas localizaciones en Gijón y que ganó en 1982 un Óscar a la Mejor Película Extranjera.


Por otra parte durante mi estancia en Gijón se sucedieron como es habitual en época estival, todo tipo de festejos y festivales desde La Semana Negra hasta el Concurso Hípico Internacional, pasando por el Festival del Arcu Atlánticu, el de la Tonada, el Festival Euroyeyé, el de la Sidra, la Feria Internacional de Muestras

Hasta el punto de que me sucedió a menudo que paseando entre el bullicio y observando las terrazas atestadas de gente me resultaba difícil conciliar esa imagen de una ciudad en perpetua fiesta con la de un país en una crisis tan profunda como la que atraviesa el nuestro.


Este año, me acerqué a la Semana Negra para conocer a Leonardo Padura cuyo libro "El hombre que amaba a los perros" acababa de leer con gran entusiasmo.

Pero a mí uno de los acontecimientos que me gustan más es el Concurso Hípico Internacional quizás porque me gustan mucho los caballos, pero también porque tiene lugar en un sitio muy bonito y agradable para dar un paseo con el perro. Además se pueden hacer apuestas por tan solo 1€ a caballo ganador lo que es una forma de darle emoción a la carrera sin arruinarte.

Y al que le guste el famoseo siempre se puede encontrar algún famoso, este año a Athina Onassis y su marido Alvaro de Miranda, el prestigioso jinete brasileño.


Durante mi estancia pasaron muchas cosas, muchas agradables y otras terriblemente tristes como la muerte en apenas 3 meses del marido de una de mis mejores amigas, pero con independencia de unas y otras yo comprobé una vez más que a pesar de lo que me gusta Gijón, siempre acabo sumida en un estado que tiene mucho de melancólico. Hubo un tiempo que lo atribuí al clima, pero dado el sol que hizo este verano no me queda más remedio que buscar otra explicación. Lo único que sé es que cuando empiezo a verme a mi misma parafraseando a Joan Fontaine en la magnífica adaptación que Hitchcock hizo de la novela de Daphne du Maurier, Rebeca, y entonando aquello de "Anoche soñé que volvía  a …" con los recuerdos y la tristeza por el paso del tiempo y las muchas ausencias de personas amadas, aplastándome y pesando sobre mi ánimo, empiezo a pensar en el retorno a Madrid...

Así es que en cuanto las obligaciones me lo permitieron hago las maletas, monto a Cooper en el coche y me dirijo hacia Betanzos que va a ser mi siguiente destino antes de mi regreso a Madrid.


Admiten perros:


Hotel Sinriella. Proaza
http://lasinriella.es/

Hotel San Miguel. Gijón.
http://www.hsanmiguel.com/

Hotel Robledo. Gijón.
http://www.hotelrobledogijon.com/

Hotel Don Manuel. Gijón.
http://hoteldonmanuel.com/hotel-overview.html

Hotel Miramar. Gijón.
Teléfono: 985 351008

Casa El Mirador de Deva. Deva. Gijón.
http://miradordedeva.com/

La Casona de Cefontes. Cefontes.Gijón.
http://www.casonadecefontes.com/

4 comentarios

  1. Después de algunas semanas, casi meses sin para por tu blog te doy la enhorabuena por el cambio de imagen. Me gusta mucho.

    De vuestros viajes y de tus entradas, como siempre, nada que añadir porque me encantan y muero de envidia. Las fotos estupendas. Grande Gijón, siempre!

    ResponderEliminar
  2. Este artículo sobre el verano en Gijón es precioso. Está tan bien escrito y
    las fotos son tan increibles que parece que estuvieras acompañando a su
    autor por los lugares que va describiendo. ¡Sigue así!

    Atentamente,
    Family DOG

    ResponderEliminar
  3. Buenas tardes Covadonga, soy Marta, de Husse Chamartín, te adjunto la información que me pediste del franquiciado-disribuidor de los piensos Husse en Asturias: su nombre es Jose Manuel Fernandez, Tlf: 605061077, e-mail: vetasturias@husse.com.

    LLevo más de media hora agradable y voluntariamente perdida en tu blog, y es que cada vez que entro descubro algo nuevo e interesante!, no se si felicitarte más por las fotos,por la información, o por la manera de contarlo... Mi más sincera enhorabuena otra vez. Espero que disfruteis muchísimo de vuestro proximo viaje.

    Un cariñoso saludo
    Marta del Yerro
    chamartinvet@husse.com

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu cariñoso mensaje y por la información que me envías que me ayudará sin duda mucho en mis prolongadas estancias en Gijón. Un saludo afectuoso.

    ResponderEliminar

Viajes con mi perro