Viajes con mi perro

La Aldea Perdida. Prieres. (Asturias)


No sé bien por qué, pero llevaba un año soñando con conocer el Parque Natural de Redes (Asturias) en la cuenca alta del río Nalón.

Supongo que algo tiene que ver el hecho de que al tomar la  autovía minera (AS-I) en dirección a Gijón en mis innumerables viajes Madrid-Gijón, siempre me llamaba la atención un cartel a la altura de Langreo que anuncia la desviación a dicho Parque Natural, así como al Museo de la Minería y de la Industria, lo cual y dado como me gusta el campo lo interpretaba como una clara invitación a tomar algún día dicho desvío..

Embalse de Rioseco.
Prieres
Fué el 11 de Mayo del 2012 que, por fin, y tras haber pasado la noche anterior en Montealegre de Campos (Valladolid), cojo dicha desviación... El camino al principio es feo y no demasiado prometedor, pero poco a poco el verde se va imponiendo… Y cuando llegas al embalse de Rioseco frente al pueblo del mismo nombre y más adelante al Embalse de Tanes junto al pueblo de Tanes que cuenta, por cierto, con un bonita iglesia románica, uno empieza a sentir que se está acercando al paraíso...

Mi destino final es un pueblecito llamado Prieres en pleno Parque Natural de tan solo 18 habitantes en el Concejo de Caso donde tengo reservadas dos noches en un hotel situado al final del pueblo llamado La Aldea Perdida y que pertenece al Club de calidad "Casonas Asturianas".

Se podría pensar en un principio que el hotel debe su nombre al hecho de estar al final de este pueblecito perdido en el monte, sin embargo nada tiene que ver con su ubicación, sino que es un homenaje a una novela del escritor asturiano Armando Palacio Valdés nacido el 4 de Octubre de 1853 en Entralgo (Laviana)

Mambo
Cuando hago la reserva y le digo al dueño que viajaré con Cooper me comenta que él tiene dos perros, y que uno de ellos es un cruce entre un mastín y un perro lobo lo que me produce cierta inquietud, pero cuando al llegar lo veo acercarse me doy cuenta enseguida por su actitud que Mambo que es como se llama el perro, es tan adorable, tranquilo y pacífico como Cooper.

El ventanal de mi dormitorio mirando al valle.
Llego sobre las 15 h. sin haber comido y había olvidado que Luis el dueño del hotel me había comentado cuando hice la reserva que no daba comidas y que en Prieres no había ningún bar...Afortunadamente se apiada de mí y me sirve un bocadillo de carne asada me-mo-ra-ble que consideré como una premonición, y no me equivoco en absoluto, de las delicias gastronómicas que me esperan durante mi estancia en La Aldea Perdida...

Cooper descansando frente al hotel..
Tras dejar la maleta en mi habitación, sencilla, confortable y con un amplio ventanal con una vista preciosa mirando al valle, me voy a dar un paseo con Cooper por un camino precioso que sale justo al lado del hotel. El espectáculo que ofrece la naturaleza es maravilloso. En los montes de Redes abundan los hayedos aunque también hay importantes zonas de roble albar. Fue declarado Parque Natural en 1996 y reconocido por la Unesco como reserva de la Biosfera en 2001. Se encuentra en la zona centro oriental del Principado de Asturias y ocupa los términos municipales de Caso y Sobrescobio. En el Parque se encuentran las mayores poblaciones de rebecos y ciervos de Asturias, así como lobos, urogallos y osos pardos, pero Cooper y yo damos el paseo en absoluta soledad.

El resto del día lo paso haciendo algo tan relajante como sentarme frente a un banco que tienen frente al hotel y dejar pasar plácidamente el tiempo…

Y de vez en cuando contemplo la hermosa vista que se ve desde el hotel con una cordillera enfrente en donde destacan el Pico Torres y el Retriñón (1861metros) y observo con los prismáticos a unos venados pastando en una pradera frente al hotel.


Al atardecer empiezan a llegar el resto de huéspedes...Yo soy la única con perro, aunque hay una pareja que viaja con su preciosa gata...Y un poco más tarde llega el profesor de fotografía...

Y es que cuando llamo para hacer la reserva, Luis me explica que en La Aldea Perdida se organizan de vez en cuando Cursos de Fotografía Digital así como de Astronomía y justamente el fin de semana que yo he elegido para mi estancia allí es uno en los que se organiza uno de fotografía al que no dudo en apuntarme..

Tras la cena el profesor, Fernando Sánchez, nos hace un breve introducción y tras enseñarnos su colección de máquinas de fotos, nos cita al día siguiente para empezar el curso propiamente dicho.

El curso comienza a la mañana siguiente, sábado 12 de Mayo, con una breve explicación teórica frente al hotel, pero enseguida viene un señor a advertirnos que tenemos que resguardarnos pues va a pasar con su rebaño de vacas y algún toro así es que nos metemos en el pequeño patio de la capilla vecina al hotel.


Fue allí donde Fernando nos dio varias indicaciones teóricas y nos habló del histograma algo de lo que yo no había oído hablar en mi vida…A partir de ese momento no dejé ni por un momento de darme cuenta de lo que, por otra parte ya sabía, y es mi absoluta ignorancia en cuanto a técnica fotográfica se refiere...A pesar de todo y quizás porque soy inasequible al desaliento el curso no consiguió disminuir en modo alguno mi interés por la fotografía, sino todo lo contrario...




Y después de la introducción teórica comenzamos una excursión que dura toda la mañana hasta un mirador cuyo nombre no recuerdo...Al parecer la tradición en los cursos que se realizan en La Aldea Perdida es que Luis aparezca con su coche al final de la mañana a llevar a los integrantes del curso la comida a dicho mirador donde hay unas mesas, pero cuando empieza a entrar la niebla empezamos a temernos que íbamos a tener que renunciar al picnic. Por el camino nos detenemos frente a una pequeña cascada para que Fernando nos enseñase a conseguir el efecto seda, pero como yo no tengo trípode me dedico hacer fotos alrededor.




Cuando llegamos arriba del todo comprendemos que la niebla hace del todo imposible el proyectado picnic así es que tras hacer fotos con niebla, un elemento que me doy cuenta da mucho juego , emprendemos el descenso.



Tras la comida y un breve descanso seguimos con las clases…

El hotel consta de dos plantas con 8 habitaciones dobles y un dúplex con chimenea. En la parte de abajo se encuentra una pequeña recepción, la cocina y un salón comedor con chimenea.

Fue en este último donde nos instalamos esa tarde para recibir la clase. A mí fue la parte que me resultó más aburrida pues trató todo el tiempo sobre un programa llamado adobe light room desconocido por completo para mí por lo que a menudo me sonó a chino lo que allí se contaba..Me temo que mi desconocimiento sobre adobe photoshop es también total…Yo hasta esa tarde había considerado casi como una especie de trampa el retoque posterior de las fotos; Fernando me hizo ver hasta que punto estaba equivocada, así es que no contenta con todo lo que tengo que aprender de técnica fotográfica ahora se añade lo que tengo que aprender de revelado..

Mientras yo asisto a esa clase, Cooper se pasa la tarde tumbado fuera esperándome en compañía de Mambo..ambos habían venido a la excursión de la mañana y estaban cansados..sospecho que a Cooper no le hubiese importado pasar la tarde a mis pies pero dado que siguiendo su costumbre se había revolcado en toda la porquería que encontró por el camino juzgo más conveniente que pase la tarde fuera.. Pero en cuanto terminó la clase salgo con él a dar un paseo por el pueblo y mi máquina de fotos.. y allí me entretengo haciendo unas cuantas..







…y tras el paseo vuelvo al hotel a cenar...Fue después de la cena que Fernando nos regaló algo que a mí me resultó precioso: La proyección de un montaje con escenas de películas míticas tales como Ciudadano Kane, La Ventana Indiscreta, El Tercer Hombre, Barry Lyndon, El Árbol de la Vida, entre otras, cuya fotografía fue comentando con la misma pasión que manifestó durante todo el curso.

Y así llegamos al domingo 13 de Mayo.. Tras el desayuno, abundante y variado como el del día anterior, hasta con frixuelos que me encantan..(el frixuelo es un postre típico de Asturias hecho a base de leche, harina y huevos) nos vamos a realizar la última parte del curso consistente en un concurso fotográfico por el pueblo.

No sé donde estaba cuando Fernando explicó que sólo disponíamos de una hora y que había que ceñirse a 5 temas..probablemente había ido a buscar la correa de Cooper al dormitorio, pues cuando había ido a dar el paseo con él el día anterior por el pueblo nos habían salido unos perros en plan amenazante que le habían asustado mucho, así es que decidí que esta vez me iba a acompañar atado.

Es por eso que solo una hora después de vuelta al hotel y ya descargando las fotos me enteré de que una secuencia que se hubiese ceñido a los temas del concurso hubiese sido esta.








...pero yo ajena a las bases del concurso dediqué la mayor parte del tiempo hacer fotos de tema libre y hablar con gente del pueblo a la que intenté  fotografiar aunque no sabía como hacerlo sin que se sintiesen ofendidas...





Para más inri, cuando ya en el hotel me puse a descargar las fotos  tuve problemas ya que mi ordenador se quedó bloqueado un par de veces..así es que agobiada porque sentía que estaba retrasando el a los demás presenté las primeras que había podido descargar.

Ni que decir tiene que no gané el concursó pero me resultó muy divertido e instructivo porque Fernando fue comentando todas las fotografías y a mí eso me ayuda mucho a la hora de aprender.

Y tras el concurso y reparto de premios llegaron las despedidas…

Afortunadamente a Cooper y a mí todavía nos quedaba toda la tarde para seguir disfrutando de Redes ..Y es que un amigo de Gijón me propone que nos encontremos en Caleao, un pueblo cercano a Prieres para comer en el Restaurante Casa Zulima . Llego con un poco de retraso pues me interceptan el camino un rebaño de vacas al que me cuesta convencer de que me dejen pasar.



Casa Zulima en Caleao.
El restaurante tiene muchas especialidades que le hacen famoso en la zona; yo me decanté por el bacalao pero quizás porque no es mi pescado favorito no me pareció destacable, lo cual no puedo decir de la tarta de arándanos que me pareció realmente deliciosa.

Durante la comida le comento a mi amigo que me parece una pena que se vaya sin conocer Prieres y su maravilloso entorno, así es que tras la comida subimos de nuevo a la Aldea Perdida.








Y finalmente para disgusto tanto de Cooper como mío, emprendemos el regreso a Gijón..




Una vez más volví a pensar en lo increíble de que a tan solo una hora volvamos a estar en una ciudad. Realmente resulta todo un privilegio para los asturianos tener el paraíso tan cerca...

Hotel La Aldea Perdida. Prieres.
Tfnos.985 608279/605922267.
hotel@aldeaperdida.com
http://www.aldeaperdida.com/

Centro de Interpretación de Armando Palacio Valdés: 985 611377
http://www.palaciovaldes.com/historia.php

Fernando Sánchez.
www.ferfoto.es
http://www.ferfoto.es/ferfotoblog/

Restaurante posada Casa Zulima.Caleao.
Tfnos 985 612834/615693804.

4 comentarios

  1. Estuvimos en La Aldea Perdida hace unas semanas con nuestro perro Horus, la descubrimos gracias a este blog. Fueron unas vacaciones estupendas, el Parque de Redes maravilloso y Luis, el dueño de la casa, encantador.
    Muchas gracias por la recomendación!

    ResponderEliminar
  2. Si queréis conocer mas sobre la novela " La Aldea Perdida" a pocos km tenéis la ruta que lleva a los pueblos descritos en la novela. http://www.eltrasgulafronda.com/ruta-teatralizada-la-aldea-perdida/

    ResponderEliminar
  3. Hola Clara! Que bien haber dado con tu blog me ha encantado esta entrada y más cuando me dispongo a ir al mismo sitio que tú con mi perra Pepa. Podría hacerte una serie de preguntas? Te dejo mi correo y me mandas uno con el tuyo y asi poder hablar? GRACIAS
    Leti
    delight_888@hotmail.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!.Gracias por escribirme!.He intentado contestarte como me pides a través de mi correo, pero no sé que ocurre que en estos momentos no funciona. Estoy pasando una temporada en Gijón y no tengo wifi en la casa en la que estoy, así es que mañana lo intentaré de nuevo desde la cafetería a donde suelo venir a conectarme.

      Mientras que consigo y no contactar contigo vía email comentarte si te has fijado que tengo dos entradas dedicadas a La Aldea Perdida pues en Septiembre del 2012 regresé de nuevo con una amiga y Cooper.

      Un saludo afectuoso.

      Eliminar

Viajes con mi perro