Viajes con mi perro

Valverde de los Arroyos (Guadalajara)


Para llegar a Valverde de los Arroyos desde Madrid, la mejor opción es tomar la Autovía a Zaragoza y no coger la Autovía de Burgos como hicimos nosotros. Aunque nuestra opción es un poco más larga, tiene como ventaja que hacemos una parada para tomar un café en un pueblecito, ya en la provincia de Guadalajara, que se llama El Cubillo de Uceda que cuenta con una bonita iglesia de origen gótico mudéjar. La Iglesia de Santa María de la Asunción que es como se llama, cuenta con un ábside mudéjar de ladrillo y una portada plateresca.

Iglesia de Santa María de la Asunción.

Desde El Cubillo de Uceda vamos a Tamajón y desde ahí, atravesando Palancares, llegamos por fin a Valverde de los Arroyos. Vamos con prisa pues tenemos una cita con la dueña del hotel donde vamos a pasar esta noche que no vive en el pueblo y que tiene que hacernos la entrega de las llaves.

Es una lástima porque según me cuenta al llegar a Madrid un amigo que conoce muy bien la zona, a dos kilómetros de Tamajón y muy cerca de la Ermita Nuestra Señora de los Enebrales, se puede visitar la Ciudad Encantada de Tamajón una versión más pequeña de la Ciudad Encantada de Cuenca donde la erosión por el viento y el agua de las formaciones rocosas calizas han hecho que éstas tomen formas curiosas. Tamajón cuenta también con la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción y un palacio del siglo XVI, El Palacio de los Mendoza, que en la actualidad alberga el Ayuntamiento. Es famosa la fiesta que se celebra el Sábado de Carnaval, declarada fiesta de interés turístico.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, de origen románico y reformado en el siglo XVI.
Tampoco nos detenemos en Palancares, pero disfrutamos mucho al atravesar el bosque de robles que atraviesa la carretera y que es precioso.

Cuando llegamos a Valverde de los Arroyos, en la misma plaza del pueblo, nos está esperando la dueña del Hotel El Nido de Valverde donde vamos a pasar la noche.

El Hotel El Nido de Valverde.
El hotel sólo cuenta con dos habitaciones y un restaurante que abre sólo los fines de semana.

"La Majada del Sol".
Parte de los amigos que me acompañan en esta excursión se hospedan en el hotel, mientras que Cooper y yo compartimos con una amiga una casita que pertenece a la misma dueña,"La Majada del Sol", y que está a unos 100 metros del hotel. La casa consta de dos plantas, en la de arriba se encuentra el dormitorio con un baño amplio que le cedo a mi amiga y en la de abajo un salón con una cocina con nevera y microondas y un sofá cama en el que duermo yo. La casa está limpia, cuidada y decorada con gusto, aunque nos resultó un poco oscura, pues las ventanas son muy pequeñas, supongo que siguiendo el modelo de construcción de las tradicionales construcciones de la zona pensadas para refugiarse del frío, con anchos muros y ventanas de reducido tamaño dispuestas en la fachada sur.


Cuando por fin nos instalamos, sólo nos quedan por delante cuatro o cinco horas de luz... así es que preparamos unos bocadillos y salimos sin más demora hacer la senda conocida como Las Chorreras de Despeñalagua que termina en una cascada de cerca de 80 metros de altura que proviene del arroyo de la Chorrera, un afluente del río Sorbe en la falda norte del Pico Ocejón.



El recorrido comienza al lado del campo de fútbol. Ya desde ese punto, el paisaje a los pies del Pico Ocejón resulta de una belleza sobrecogedora, sobre todo en estas fechas en que toda la vegetación está teñida con toda la gama de colores otoñales desde el amarillo al ocre con alguna pincelada de verde.


La longitud de la senda es de 4 km de ida y vuelta y de dificultad baja, aunque el sendero es en algún punto estrecho y ligeramente empinado.



Lo mejor es seguir la canalización para el agua hasta por fin llegar al borde de un cortado donde el agua cae de gran altura formando "Las Chorreras". Por el camino una de mis amigas nos cuenta que ha leído que el canal de agua que parte de "Las Chorreras" y llega hasta el pueblo es debido al trabajo de un señor llamado Agapito que a finales del XIX decidió cavar una cacera o canal para regar, sin recibir ayuda alguna de sus paisanos que no creían en su proyecto. Finalmente, convencidos de la viabilidad de su proyecto, le ayudaron lo que transformó la vida de Valverde, pues gracias al sistema de regadío proliferaron las huertas en el pueblo. Me hubiese gustado preguntar en el pueblo que hay de verdad en este relato, pero la verdad es que se me olvidó.

Cuando llegamos allí nos encontramos con la mínima expresión de la cascada, pero dada la intensa y prolongada sequía que estamos sufriendo nos sorprende que haya agua por poca que sea.


Tomamos nuestros bocadillos a los pies de "Las Chorreras" y realizamos el camino de vuelta por el mismo sendero.


En varias ocasiones me distancio de mis amigos pues me distraigo haciendo fotos intentando atesorar para el recuerdo tanta belleza.



Ya en el pueblo nos damos un paseo antes de que se haga de noche. Al igual que otros pueblos de zona sierra noroccidental de Guadalajara donde nos encontramos, la singularidad de Valverde de los Arroyos radica en la utilización en la construcción de sus viviendas de lajas de pizarra negra y piedra negra, extraídas del propio terreno de la zona que dan el peculiar color negruzco a sus construcciones, de ahí el nombre que reciben estos pueblos de Arquitectura Negra, siendo Valverde de los Arroyos uno de los pueblos más emblemático de dicha Arquitectura.

Valverde de los Arroyos, elegido uno de los pueblos más bonitos de España.
Sus construcciones tienen la peculiaridad de que además de la tradicional pizarra negra utilizan una piedra de cuarcita que desprende una luminosidad especial cuando inciden en ella los rayos del sol. Esta característica en las construcciones no es solo propia de Valverde sino de Almiruete y Palancares otros pueblos situados como Valverde al oeste del Pico Ocejón.


De su conjunto arquitectónico destaca la Iglesia Parroquial de San Ildefonso con una torre construida en 1732 en cuyo interior destaca una cruz procesional del XVI.


Iglesia Parroquial de San Ildefonso.
En su casco urbano destaca también el Museo Etnográfico donde se muestra una exposición de utensilios antiguos y un telar como muestra de la importancia textil de la localidad hasta mediados del XIX. Y es que en el pasado, Valverde de los Arroyos era un lugar de difícil acceso por lo que sus habitantes mantenían una economía de autosuficiencia con pequeños contactos en el exterior, produciendo las mujeres su propia ropa y la interior de los niños y hombres. El museo solo abre los sábados y domingos por la mañana.


A la salida del pueblo se encuentra la Ermita de Nuestra Señora de Gracia de finales del XVIII y que acoge la imagen de nuestra Señora de Gracia sacada en procesión en la Semana Santa y la Octava del Corpus, declarada de interés turístico en 1980. Su celebración se remonta al siglo XVI y se celebra a los 8 días del Corpus.




Durante nuestro paseo por el pueblo entablamos conversación con una señora que resulta ser la dueña de unas casas rurales que no admiten perros en el interior, pero que tienen un jardín donde si podrían estar. Dejo aquí su dirección pues son más baratas que donde estuvimos nosotros.(Alojamientos el Cárabo: http://elcarabodevalverde.com/). A la entrada del pueblo hay también un hostal, el Hostal Valverde, que tiene en su parte trasera unas cabañas que admiten perro y que estarán disponibles a partir de marzo del 2018: 642 530 995/ 949 307 423)

Aunque el pueblo es muy bonito a mí lo que más me gusta es que se encuentra enclavado en un precioso valle, rodeado por los picachos del Ocejón y es esa situación lo que más me gusta.Y sorprende: creí que iba a conocer un pueblo bonito y me encontré además con un paisaje precioso.

La vista según nos acercarmos a Valverde de los Arroyos.
Cuando se hace de noche nos reunimos en "La Majada del Sol"y allí cenamos y charlamos amigablemente sobre todo lo divino y lo humano aunque no de Cataluña, lo que no deja de ser un alivio...tengo la sensación de que estamos todos un poco saturados... La casa tiene una chimenea, pero no la encendemos pues la temperatura es muy agradable gracias a la calefacción por hilo radiante; además, la dueña nos pidió 6 € por la leña y como la casa no nos pareció especialmente barata le dijimos que no, aunque nos dio la opción de que la recogiésemos nosotros en nuestra excursión si no queríamos pagar por ella. Supongo que puede resultar una actividad divertida para quien vaya con niños.

En la Senda de las Abejas.
Al día siguiente y tras el desayuno nos damos un paseo por otra senda que sale también del campo de fútbol, la denominada Senda de las Abejas o Ruta de la Miel, la senda es de dificultad baja y cuenta con paneles informativos en todo el camino.


No es esta la única ruta que parte del campo de fútbol pues también hay una que llega hasta el Pico de Ocejón y otra al pueblo de Majaelrayo, otra de las localidades incluidas en la denominada como Arquitectura Negra.


Hay un tramo en el que nos perdemos, de pronto descubrimos que hemos tomado la Senda del Pico Ocejón. La vista es preciosa pero la subida se nos hace dura, así es que bajamos y volvemos a encontrar el camino de la Senda de las Abejas que termina en Valverde de los Arroyos.


Todavía disponemos de unas horas antes del regreso a Madrid. Son tantos los puntos de interés por la zona que no tenemos muy claro que hacer. Está la posibilidad de visitar más pueblos de Arquitectura Negra como Campillo de las Ranas y el mencionado Majaelrayo. O el embalse del Vado y por supuesto el Hayedo de Tejera Negra.

Pero al final optamos por lo más cercano y sencillo, pensando en volver en otra ocasión con más tiempo y más calma para seguir descubriendo la zona. Así es que nos decantamos por acercarnos a Umbralejo.

Umbralejo
Umbralejo es un pueblo abandonado que se encuentra a tan solo 10,4 kilómetros de Valverde de los Arroyos y que desde 1984 se encuentra integrado en el Programa de Recuperación de Pueblos Abandonados; en la actualidad se encuentra reconstruido siguiendo el modelo de construcción de la Arquitectura Negra. El pueblo fue abandonado definitivamente en 1971 al ser expropiado por el ICONA. Consta de unos 70 edificios rehabilitados actualmente como alojamientos, comedores, aulas talleres, etc pues el pueblo es utilizado con fines educativos y campamentos de verano, aunque la visita es libre.(De Octubre a Marzo: Lunes a Viernes de 12 a 14h. y de 16 a 18h y Sábados, Domingos y Festivos de 12 a 18h. De Abril a Septiembre se amplía el horario por la tarde hasta las 20 horas)
Hay un parking a la entrada y tras caminar unos 500 metros se encuentra ya el pueblo. Dado su carácter educativo no existen restaurantes y no está permitido realizar comida en el pueblo. Tampoco está permitido llevar a los perros sueltos por todo el recinto.

Umbralejo
Aunque el pueblo es bonito yo con lo que más disfruto es con el paisaje que se divisa desde la carretera hasta llegar hasta allí. Es tan bonito que en un momento dado hasta detenemos el coche y nos bajamos para contemplarlo y  recrearnos con el silencio y el olor de las muchas y variadas plantas aromáticas que circundan el camino...

Y tras la visita a Umbralejo, nos vamos a Cogolludo el último destino de esta excursión.

Ayuntamiento de Cogolludo.
Cuenta Cogolludo con una bonita Plaza Mayor desde donde se puede ver en la parte más alta los restos de un Castillo desde donde se extendían las murallas que rodeaban al pueblo.


La plaza está bordeada por casas del siglo XVIII y tiene una fuente en el centro.


Con todo lo más espectacular de la Plaza Mayor es su Palacio Ducal o Palacio de los Duques de Medinaceli, que está cerrado pero que según nos cuentan tiene un bonito patio plateresco en su interior.



Palacio Ducal o Palacio de los Medinaceli.
También destaca la Iglesia de Santa María del siglo XVI, donde se puede ver el lienzo de José Ribera, El Españoleto (1591/1652), Preparativos para la Crucifixión.

Mientras mis amigos comen en un restaurante en el que no está permitida la entrada con perros, yo me quedo bajo los soportales de la plaza y aprovecho para tomar un caldo y un pincho de tortilla en el Bar La Esquina, donde son muy atentos y me sacan agua para Cooper. Allí, sentada en un banco que hay en el exterior, charlo con algún que otro parroquiano que se me acerca como siempre atraído por la dulzura y tranquilidad que emana Cooper. Poco a poco vuelvo a la realidad de la que me he olvidado durante este tiempo atrás gracias, en parte, a no haber dispuesto de cobertura en las horas que acabamos de pasar en Valverde de los Arroyos. Capto los comentarios de varias personas, preocupadas por la sequía...un grupo unos metros más lejos hablan sobre Cataluña y mientras, yo leo por encima alguna noticia en el móvil.


Ya en el coche coincido con mis amigos en la sensación que tenemos todos de haber pasado mucho tiempo fuera de Madrid, cuando solo han transcurrido unas horas desde que dejamos la ciudad y vuelvo a recordar un frase del escritor argentino Ernesto Sábato (1911/2011) que ya transcribí en la entrada que hice para este blog cuando estuve en la Posada de San Pelayo en Camaleño (Cantabria) y experimenté la misma sensación : "No hay otro modo de alcanzar la eternidad que ahondar en el instante, ni otra forma de llegar a la universalidad que a través de la propia circunstancia: el hoy y aquí."


Admite perros en Valverde de los Arroyos:                
     

Hotel El Nido de Valverde
Teléfono: 660 42 06 69/949 85 42 21
http://www.elnidodevalverde.es/
*Cobra 15€ de suplemento por el  perro


Admiten perros en Campillo de las Ranas:



Casa Rural la Casa del Sol
http://www.casaruralcasadelsol.es/
Máximo 9 personas.

Los Casillos Tejera Negra
Máximo 4 huéspedes, se sirven desayunos comidas y cenas.

Casa Rural La Pizarra Negra
http://lapizarranegra.com/
Máximo 15 personas




En Majaelrayo:

Apartamentos Rurales Las Cabezadas
http://lascabezadas.com/




En Cantalojas (A 8 Km. del Hayedo de Tejera Negra)

Casa Rural Castillo Diempures
Teléfono: 608 66 62 61


La Ventana de Tejera Negra
http://www.laventanadetejeranegra.com/


0 comentarios

Viajes con mi perro