Viajes con mi perro

Toledo y hoteles que admiten perros.


He pasado prácticamente todo el mes de Febrero aquejada de un virus que me ha dejado K.O. En la fase aguda de la enfermedad, sin apenas fuerzas excepto para sacar a Cooper, tomé conciencia una vez más de mi propia indigencia y como en otras ocasiones me dio por pensar que quizás todos nos tomamos demasiado en serio a nosotros mismos y a nuestra propia vida…

Todo es lo mismo.
El tiempo se ha ido.
Un día llegaste,
algún día morirás.
Alguien ha muerto
hace mucho tiempo.
(Cesare Pavese).

Todavía convaleciente me reúno con unos amigos una mañana de finales de Febrero para hacer una excursión a Toledo que teníamos planificada hace tiempo.


Aunque para visitar los principales monumentos de Toledo hay que dedicar al menos dos días nosotros por razones obvias- money, money, money- tenemos proyectado ir y volver en el día y dedicarnos sobre todo a patear la ciudad aprovechando que desde Madrid se tarda muy poco pues Toledo se encuentra situado a una distancia de 72Km. Nada más llegar nos topamos con la bonita Puerta de Bisagra, la más importante de las nueve entradas que conserva la ciudad y que fue edificada por Carlos V a su llegada a Toledo. Unos metros más allá y al lado de la puerta de Alfonso VI hay un parking donde dejamos el coche.

Cooper frente a la Puerta de Alfonso VI.
El centro histórico de Toledo, se encuentra emplazado en la alto de un cerro rodeado por un meandro del río Tajo; quizás sea el río el que ha actuado a modo de contención evitando la proliferación de edificios nuevos que destrozan la armonía del conjunto como desgraciadamente estoy harta de ver en otras ciudades en mis viajes con Cooper por España.


Y precisamente porque no estábamos por la labor de subir muchas cuestas, descubrimos con alegría a la salida del parking unas escaleras mecánicas que facilitan el ascenso al centro histórico. Cooper no compartió, sin embargo, nuestra alegría y simplemente se negó en rotundo a utilizarlas. Afortunadamente en paralelo hay unas escaleras convencionales que son las que utilizamos para ascender con él. Justo al finalizar las escaleras está la Oficina de Información y Turismo en donde nos facilitan un plano con un recorrido para visitar los lugares de mayor interés de esta ciudad declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad en 1986.

Puerta del Cambrón.
Tomamos la Calle Real y atravesamos la Puerta de Cambrón y apenas recorremos uno metros nos topamos con una bonita vista del Puente de San Martín.

Puente medieval de San Martín.
y desde allí proseguimos nuestro recorrido pasando por delante del Monasterio de San Juan de los Reyes para casi inmediatamente adentrarnos en la Judería.


El Monasterio de San Juan de los Reyes se realizó por encargo de los Reyes Católicos en conmemoración de la victoria sobre los portugueses en la batalla de Toro en 1476. Aunque finalmente fueron enterrados en Granada, inicialmente se concibió para albergar el sepulcro de los Reyes Católicos. Sufrió muchos daños durante la guerra de la Independencia pero conserva el claustro gótico cubierto por un artesonado policromado mudéjar.

En la Judería se encuentra la sinagoga Santa María la Blanca y la sinagoga del Tránsito donde se encuentra un Museo Sefardí además de la casa Museo del Greco aunque  no se ha confirmado que el Greco viviera realmente en este edificio. Enfrente del museo se encuentran los Jardines del Tránsito desde donde hay una bonita vista sobre El Tajo. Allí charlamos un rato con una pareja que estaba de visita en Toledo con su bebé y que tuvieron la amabilidad de compartir el agua de su perra golden con Cooper.


Otro lugar de interés es la Iglesia de Santo Tomé famosa por su torre de estilo múdejar pero sobre todo por albergar en su interior El entierro del Conde de Orgaz una de las obras más famosas del pintor. El conde fue un importnate mecenas que financió gran parte del edifico en el siglo XIV.

Aunque nacido en Creta en 1541, Doménikos Theotokópulos El Greco llegó a Toledo en 1577 donde vivió hasta su muerte en 1614. Parece ser que las aspiraciones de ser pintor de la corte se esfumaron cuando el rey Felipe II contempló el cuadro El martirio de San Mauricio que el rey le había encargado para El Escorial y concluyó que la la obra "no invitaba a rezar"por lo que El Greco decidió instalarse en Toledo ciudad en la que era considerado un pintor notable; en esta ciudad formó un taller y pintó retratos y retablos para otras iglesias, como El Expolio que todavía hoy preside la sacristía de la catedral.


A la catedral llegamos paseando por calles que atestiguan el rico pasado de Toledo. En el S.VI los visigodos instalaron aquí su capital y en la Edad Media, Toledo, fue ejemplo de la convivencia de las culturas musulmana, judía y cristiana siendo precisamente de aquella época el inicio de la construcción de la catedral. Fue precisamente en esta catedral donde el 22 de mayo de 1502 prestaron juramento como herederos de las cortes castellanas Juana la Loca y Felipe el Hermoso.



Pero a esta altura de la visita nuestros intereses poco tienen ya que ver con el arte pues quizás debido a la contemplación de los escaparates de varías pastelerías-la más famosa la de Santo Tomé- empezamos a sentir apetito. No compramos los mazapanes, repostería de origen árabe típicamente toledano con un aspecto exquisito que pueblan sus escapartes, pero hemos viajado con bocadillos desde Madrid así es que decidimos ir a recoger el coche para buscar un sitio tranquilo donde comerlos (aquí igual tenía que haber escrito "donde dar cuenta de ellos", expresión que es utilizada por muchos escritores y que yo no sé bien por qué le tengo bastante manía)

Plaza de Zocodover.

En nuestro camino hacia el parking, pasamos por delante del Alcázar que fue prácticamente destruido en 1936 tras su asedio durante 70 días por parte del ejército republicano y que en la actualidad alberga el Museo del Ejército y la Biblioteca regional de Castilla La Mancha.Y finalmente atravesamos la plaza de Zocodover, la plaza más animada de la ciudad y que toma su nombre del mercado que se celebraba aquí en época árabe y enseguida llegamos de nuevo al parking.




Ya en el coche nos dirigimos al Parador de Turismo pues aunque son muchos los lugares al otro lado del río Tajo que te permiten tener bonitas vistas panorámicas de Toledo yo quería enseñarles a mis amigos la que se tiene desde la terraza del Parador en el que había estado hace años y que me parecía muy bonita...





 Esta  parte de la excursión fue sin duda la que más agradó a Cooper pues tomamos nuestros bocadillos en el campo a escasos metros del Parador donde él se entretuvo siguiendo el rastro de una liebre.


Y así tras un rato de lo más agradable en el campo, concluyó nuestra visita a Toledo... Cuando llego a Madrid una amiga de perros con la que coincido en mi última salida con Cooper, me informa de que en Toledo se han rodado muchas películas algunas tan famosas como Tristana (1971) y Viridiana ( 1961) de Buñuel algo que desconocía por completo.



Hoteles que admiten perros en Toledo:

Hotel Pintor el Greco.
Alamillos del Tránsito,13.
Teléfono: 925 285 191
www.hotelpintorelgreco.com

Hotel Cigarral El Bosque.
Ctra.Navalpino s/n.
Teléfono: 925 285 640
http://www.hotelcigarralelbosque.com/

Hotel Hacienda del Cardenal
Paseo Recaredo, 24.
Teléfono: 925 224 900
http://www.hostaldelcardenal.com/

Hostal Centro
Nueva 13.
Teléfono: 925 257 091
www.hostalcentro.com

0 comentarios

Viajes con mi perro