Viajes con mi perro

Sobre mi


Cuando Cooper entró en mi vida sin haber cumplido aún los dos meses de vida, me propuse que al contrario de lo que hice con mi anterior golden retriever lo iba a acostumbrar desde el principio a separarse de mí quedando en una buena residencia canina que a tal efecto iba a buscar… Todas esas intenciones se fueron desmoronando en cuanto conviví un tiempo con él y empezamos a encariñarnos mutuamente...

Busqué todo tipo de excusas, que si la crisis económica mundial que si la particular por la compra, reforma y traslado a mi nueva casa…hasta que comprendí que aún siendo cierto todo ello, en realidad lo que me ocurría es que no me apetecía nada separarme de él... Es más, que lo que realmente me apetecía era hacer viajes en los que él pudiese formar parte…

Fue así como comencé la ardua tarea de buscar hoteles que aceptasen perros de su tamaño y peso… Al principio me sentí muy optimista pues me encontré con un montón de páginas que anunciaban hoteles que admitían mascotas, por lo que este blog, en principio, parecía que no tenía razón de ser...pero enseguida descubrí que viajar por España con perro no es tan fácil como en principio puede parecer por esas páginas, pues unos hoteles son feos, otros caros y sobre todo muchos sólo admiten mascotas de muy bajo peso (¿cuántas razas, por cierto, hay que pesen sólo 6 Kg???), así es que decidí crear este blog para ir dejando constancia de los sitios que he ido descubriendo y conociendo personalmente para ayudar a los demás viajeros con mascota canina, evitándoles así largas y tediosas búsquedas como la que me ocupan en la actualidad, por ejemplo, para ir a conocer Zamora...

Viajes con mi perro